You are here
CANCÚN PORTADA 

Detienen a defraudador en Quintana Roo

Rodrigo Domenzain, quien dijo ser un emprendedor exitoso con su franquicia Amar Hidroponia, la cual vendía invernaderos de chile habanero. Él mismo se auto nombró “El Rey del Chile Habanero”.

Cancún, Quintana Roo.-Rodrigo abrió páginas en internet sobre su proyecto; en redes sociales publicaba fotos y videos de los invernaderos, de las cosechas, de los cargamentos, toda una producción para convencer a los inversionistas.

Durante muchos meses Rodrigo fue enamorándolos, literalmente, bajo el argumento de que Amar Hidroponia era un negocio miltimillonario con retorno de inversión totalmente acelerado. Durante este enamoramiento los invitó varias veces a Cancún, los invitó a su yate, los llevó a residencias, realmente el tipo es muy bueno en enamorar a sus víctimas”, dijo Christian Cruz, abogado de los defraudados

Rodrigo iba a ferias de franquicias y de emprendedores en los estados. Decía que su negocio lo había comenzado en el año 2000, en Acapulco, Guerrero, pero aseguró que se tuvo que mudar por la violencia. Después se instaló en la comunidad de Leona Vicario, en Quintana Roo, pero su historia no fue cierta, según los afectados, huyó de Acapulco, porque ahí comenzó a defraudar inversionistas.

Rodrigo Domenzain llegó también a los medios de comunicación para intentar vender su proyecto como una startup; apareció en revistas, periódicos y televisión.

Su tarea de convencimiento fue tal, que para 2016, dijo que su franquicia costaba 2.4 millones de pesos. Ese mismo año, decía que su objetivo era exportar a Estados Unidos 3 mil toneladas de chile producidas por 50 franquicias.

El periodista Emilio Pellicer evidenció el fraude en 2016, pero dijo, nadie le hizo caso. Recorrió los invernaderos y los encontró abandonados.

En 2017, los clientes comenzaron a reclamar sus ganancias, pero Rodrigo dejó de contestar el celular o se desaparecía. Fue ahí como cambió su esquema al proyecto de la Agrocoin, una supuesta moneda virtual como el Bitcoin, pero sólo era otro invento para llamar la atención de más clientes. Después quiso ingresar al cultivo de mariguana por medio de la moneda virtual.

Los clientes de Christian Cruz invirtieron 10 millones de pesos a la franquicia, pero se habla de que hay víctimas en todo el país, por más de 400 millones de pesos.

Esta semana, Rodrigo fue detenido en Cancún. Este jueves fue la primera audiencia, donde algunas de sus víctimas lo acusaron de fraude. Afectados en otros estados, ya planean viajar para hacer válidas sus denuncias.

Excélsior

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: