Crean “Fuerza Tula”, corrido que describe la inundación en Hidalgo

El grupo Comboy El Original, oriundo de Tlaxcoapan, describe las primeras horas de la inundación de Tula

Hidalgo, 14 de septiembre 2021.- Exponiendo sus vidas y su salud, campesinos se metieron bajo el agua para sacar las mazorcas de maíz de las parcelas que quedaron inundadas, debidos a la crecida de la Laguna de Metztitlán, tras el Huracán Grace y las lluvias torrenciales que se han registrado en territorio hidalguense.

Aunque fue una bendición el agua, después de casi dos años de sequía, los productores y vendedores perdieron hasta 80 por ciento de la producción de maíz, nuez y hortalizas que cultivan en este municipio, que se ubica a 94 kilómetros de Pachuca.

En entrevista con La Silla Rota Hidalgo, Diego Alejandro Orozco Escobar, quien es licenciado en administración y trabajador del campo, narró la arriesgada faena de meterse, junto con otras personas, a sacar el maíz. Literalmente, “el agua les llegaba hasta el cuello”.

Aunque Alejandro y su familia no son dueños de las parcelas, laboran en el campo en la recolección de hortalizas. Su papá juntó dinero para comprar la producción de maíz a un vecino de la comunidad de Puerto de Amajatlán, de donde son oriundos, con la intención de que, cuando las mazorcas estuvieran maduras, las iría a vender a la Central de Abastos de Pachuca o la Ciudad de México.

HACE UN AÑO LA ZONA ERA DESÉRTICA

Hace más de un año, la Laguna de Metztitlán pasó de ser uno de los embalsesmás grandes en Hidalgo a un desierto de 3 mil kilómetros cuadrados. Apenas en febrero de 2020, la Conagua informó la pérdida de 95 por ciento de humedad.

Esta laguna se ubica entre Metztitlán y Eloxochitlán, en la Sierra Baja de Hidalgo y forma parte de la Reserva de la Biósfera de la Barranca de Metztitlán; sin embargo, comenzó a secarse en 2019, incluso, la tierra cuarteada empezó a cubrirse de hierba y los animales eran llevados a pastar.

Sin embargo, a finales de agosto, el paso del Huracán Grace por Hidalgo hizo que la emblemática Laguna de Metztitlán se recuperara, incluso, el afluente sigue creciendo por las recientes lluvias.

LOS ANIMALES O LOS CULTIVOS

A finales de agosto, a los productores de maíz, nuez y otras hortalizas de las localidadesPuerto de Amajatlán y Tlamaxa, les avisaron que era inminente la inundación en las parcelas. El desfogue de agua de la Laguna de Metztitlán se efectuaría en los siguientes días. Seguía lloviendo torrencialmente en el Valle de Tulancingo.

Nos dijeron que el agua venía duro y, como en nuestra casa tenemos animales, antes de ir a sacar los elotes, le dimos prioridad a los animales para llevarlos a partes altas del cerro para salvarlos”, dijo Alejandro Orozco.

Sus vecinos hicieron lo mismo. Arrearon a los cerros vacas, becerros, caballos, chivos, borregos, puercos y gallinas, para evitar que la corriente del agua se los llevara. Allá les hicieron corrales.

Nos confiamos o quizá no esperábamos que subiera tanto el agua. Pasaron dos días y fuimos a ver las parcelas… fue imposible salvar todo el cultivo pues el agua ya estaba hasta el tope y día con día sube más”, narró.

MÁS DE DOS METROS DE ALTURA

El pasado jueves 2 de septiembre, a las 9:00 de la mañana, rentaron dos lanchas con motor para ir a la parcela y rescatar el mayor número de elotes que yacían bajo el agua. Pagaron 600 pesos por cada uno de los botes, es decir, mil 200 pesos en total; además, ocho amigos se ofrecieron como voluntarios para ir a sacar el elote a cambio de un plato de comida.

Cuando llegamos, el agua nos llegaba cerca del pecho, pero en cuestión de horas subió de una manera impresionante hasta que nos llegó al cuello. En algunas partes de la parcela había rebasado los dos metros de profundidad, no pudimos acceder, pues si lo hacíamos, pondríamos en peligro nuestras vidas”, dijo Alejandro.

La última inundación registrada con esas magnitudes ocurrió en 1998. Sin embargo, a 23 años de distancia, nuevamente se replicó el trágico escenario que ha dejado en la banca rota a los productores y población en general de Metztitlán.

SOLO 20 COSTALES DE ELOTES

De los nueve cuartillos de cosecha que se esperaban de esa parcela, solo sacaron uno, equivalente a 20 costales de elotes, que esperan ir a vender en la Central de Abastos de Pachuca o en la de la Ciudad de México.

Pero no todo fue desgracia, ya que el agua trajo miles de peces (carpas) que beneficiará a los pescadores; aunque Alejandro y su familia no son expertos en la pesca, hace unos días sacaron algunos para comer.

TERMINARON ENRONCHADOS

Tras las faenas para recuperar el mayor número de elotes que yacían debajo del agua, los trabajadores terminaron con ronchas en la piel, debido a que el agua que bajó esta revolcada y quedó sucia.

Llevaba años que la presa estaba seca, no se miraba nada de agua. También les vino a afectar a los que tienen árboles de nuez, pues está se da solo una vez al año, toda la nuez que lograron rescatar está verde y tienen que dejarla secar para después venderla, por eso es que no es un dinero que tendrán en lo inmediato si es que logran venderla”, detalló.

EL CENSO DE GOBIERNO FEDERAL

Si bien, Alejandro y su familia directamente no son los que siembran la tierra, junto con otros productores desconocían que el gobierno federal, a través de la Delegación de los Programas para el Bienestar en Hidalgo levantó el “Censo de Afectaciones por el Huaracan Grace”, del 28 de agosto a 3 de septiembre.

La verdad nosotros lo desconocemos, pero si hay algún apoyo desde luego que es bienvenido y más ahora que pasó esto. Nosotros nos dedicamos a la pisca de cualquier tipo de cultivo; por ejemplo, en los últimos días nos han contratado para que vayamos a Ixmiquilpan a cortar elote”, dijo Alejandro.

MÁS DE 8 MIL FAMILIAS AFECTADAS

De acuerdo con información proporcionada por Abraham Mendoza Zenteno, delegado del gobierno federal en Hidalgo, del 14 al 21 de septiembre se realizará la entrega de apoyos económicos a las familias que sufrieron daños en su patrimonio.

Los apoyos serán en efectivo y especie, de acuerdo a los datos recabados durante las visitas que se realizaron a los hogares afectados. En total se censaron a 8 mil 33 familias, de 574 localidades, en 52 municipios (entre ellos Meztitlán) que tuvieron afectaciones en viviendas, cultivos y enseres domésticos.

Los apoyos que se les brindarán a cada familia son los siguientes: 35 mil pesos por afectación a viviendas; 4 mil 500 pesos por afectación a cultivos; también se distribuirán mil 226 artículos electrodomésticos para 426 familias que señalaron pérdidas en este rubro.

La entrega de estos apoyos se realizará a través de la acción coordinada entre Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de Bienestar de manera directa a la población afectada, como se ha hecho en los estados de Chiapas y Tabasco.

HASTA MARZO DE 2022, LA SIGUIENTE SIEMBRA

Los campesinos de la Sierra Baja de Hidalgo prevén que el agua se reduzca en los próximos meses, por lo que hasta marzo del próximo año volverán a sembrar.

Lo más doloroso es que hay gente que perdió todo y es de la tercera edad, solamente contaban con ese recurso para ellos. Uno como joven le busca (trabajo), pero ellos ya no pueden, aquí si pedimos que nos echen la mano”, dijo el joven licenciado en administración.

Incluso, Alejandro narró que hace tiempo se fue a trabajar a Estados Unidos. Con esta situación, dijo que muchos jóvenes optarán por migrar al país del norte, pues no ven futuro en Pachuca o en la Ciudad de México, ya que la crisis está difícil.

EL AGUA TAMBIÉN SE LLEVÓ ANIMALES

El sector agrícola no fue el único afectado, también el ganadero, pues debido a la corriente del agua, muchos animales no lograron salvarse. De manera particular, Alejandro no pudo salvar un lechón que se lo llevó la creciente de agua.

Son imágenes muy impactantes el ver que el agua arrastraba a los animales. Fue triste, nosotros nos mantenemos de los cultivos del maíz y de la nuez, pero los que se dedican a la crianza de animales, la padecen más”, concluyó.

La Silla Rota

Loading...
A %d blogueros les gusta esto: