Portada OPINIÓN Arponazos/ Los headhunters de la política en Morena le abren las puertas a Cristina Torres Gómez

Arponazos/ Los headhunters de la política en Morena le abren las puertas a Cristina Torres Gómez

de Redacción

Los headhunters de la política en Morena le abren las puertas a Cristina Torres Gómez

La diputada sigue los pasos de su mentor quien pasó del PRI al PAN; ella deja el PAN y se va a Morena

Por Alejandro Vargas

El salto mortal que realizó la diputada estatal Cristina Torres Gómez, al pasar del Partido Acción Nacional (PAN) a Morena vino a convulsionar la inmadura forma de hacer política en Quintana Roo.

La mañana del martes, la diputada expanista anunció que cambiaba de bancada en el Congreso del Estado y dejó entrever sus aspiraciones electorales inmediatas. Ello sacudió aún más la convulsionada política partidista en Solidaridad y todo el estado.

Y aunque pasar de un partido político a otro se ha convertido en el deporte nacional y estatal en tiempos electorales, los oponentes amenazados con la llegada de nuevos valores toman como pretexto ese brinco para atacar y denostar a quienes les vienen a hacer sombra.

Es por ello que la raíz de la debilidad política en el estado no está en el cambio de partido de quiénes tienen aspiraciones de seguir ascendiendo en sus carreras dentro de la administración pública por la vía comicial sino de las voces y alaridos que surgen como las trompetas del Apocalipsis para desacreditar a quienes ven amenazadas sus proyectos personales y grupales.

La historia política del país y del estado está concatenada con esos saltos de un partido a otro. Los casos más vistos, solo por mencionar algunos, está el del presidente Andrés Manuel López Obrador que brincó del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al PRD, y luego fundó Morena; y en Quintana Roo el mismísimo gobernador Carlos Joaquín González qué cambio de camiseta priísta a la de panista cuando no fue el ungido por caprichos de otros.

En ambos casos, el cambio fue exitoso para ellos al lograr candidaturas y alcanzar el triunfo electoral mientras sus oponentes tanto dentro como fuera del partido al que llegaron tuvieron que masticar estiércol en silencio.

Y por lo que se ve Cristina Torres Gómez ha asimilado muy bien las enseñanzas de uno de sus mentores políticos, al cambiar de partido en el ultimo minuto para continuar con sus legítimas aspiraciones.

Aunque ya es diputada morenista, todavía no ha precisado por cuál partido (aunque parece evidente por cuál) se registró a la contienda por la candidatura a presidente municipal de Solidaridad.

Lo cierto es que los headhunters de la política en Morena vieron cualidades en Cristina Torres Gómez que pueden oxigenar y dar estabilidad al convulsionado partido morado en Solidaridad, que hoy vive una disputa con sabor a ruptura y derrota.

Related Articles

A %d blogueros les gusta esto: