You are here
OTHON P. BLANCO 

Ya investiga la SESP a policías por el caso de mujer golpeada

Quien no entienda dentro de este esquema que la sociedad quintanarroense está urgida de policías profesionales y capaces no tiene cabida en esta institución

Chetumal, Q. Roo,7 de diciembre 2018.-A cinco días de la artera agresión a una mujer en esta ciudad, el secretario estatal de Seguridad Pública, Jesús Capella Ibarra, anunció que los dos oficiales que intervinieron en el caso fueron separados de la corporación “por omisiones claras en el desarrollo de su función” y que se abrió una investigación contra Carlos Francisco “N”, funcionario del área jurídica de la SESP, quien desde el martes 4 de diciembre pasado ya no forma parte de la institución.
El funcionario destacó que en los informes remitidos por los elementos policiacos Magnum Manuel “N” y César Jesús “N”, se advierten omisiones claras en el desarrollo de la función que realizaron el pasado 2 de diciembre en torno al caso de Adisbel Pupo Núñez.
La Secretaría Estatal de Seguridad Pública inició las investigaciones administrativas correspondientes por la probable comisión y actos de negligencia del personal policial y administrativo involucrado, quienes están suspendidos de sus actividades y contacto con la ciudadanía, en espera de que el Consejo de Honor y Justicia Policial se reúna a más tardar el jueves 13 para emitir la suspensión administrativa correspondiente, apuntó.
En un mensaje transmitido por sus redes sociales, aseguró que “no habrá impunidad” y destacó que la autoridad judicial ya emitió la orden de aprehensión contra el presunto responsable, identificado como Noé Jesús Castro Santilés.
También subrayamos que hay denuncias de hechos y que todos, absolutamente todos los funcionarios públicos que participaron en este hecho, tanto de la SESP, como de la Fiscalía del Estado y la autoridad municipal que tuvieron conocimiento de los hechos y participaron en alguna parte del procedimiento, “serán investigados con prontitud y claridad”, expresó.
El jefe policiaco relató paso a paso los hechos ocurridos el 2 de diciembre, desde la llamada anónima recibida en el número de emergencias 911 a las 7:07 de la mañana, a la cual respondieron los agentes mencionados, quienes acudieron al domicilio ubicado en avenida Universidad con Lucio Blanco, en el Fraccionamiento del Mar, a bordo de la unidad 12040.
A las 7:15 los oficiales Magnum Manuel y César Jesús llegaron y se encontraron una camioneta roja marca Chevrolet con marcas de sangre y a un lado, “por debajo”, a una mujer bañada en sangre, con diversas contusiones físicas y “casi totalmente desnuda”.
A las 7:18 llegó la ambulancia 12014 del UREM y a las 7:22, según la versión de los elementos estatales, llegó Noé Jesús Castro Santilés, quien manifestó ser pareja sentimental de la víctima, que momentos antes estuvieron conviviendo en un bar cercano y que cuando llegaban a su domicilio tres sujetos los agredieron físicamente, por lo que intentó defender a su pareja, pero poco pudo hacer por la superioridad numérica y porque presuntamente fue golpeado con un palo en el rostro en repetidas ocasiones.
El sujeto, quien estaba ebrio, fue exhortado a mantenerse en orden, “pero presentaba oposición y renuencia”, por lo que se procedió a su retención por alteración del orden público.
La mujer, por su estado, no pudo ser entrevistada ni hacer un señalamiento contra su agresor o agresores. Los curiosos y vecinos tampoco quisieron proporcionar datos, sólo una manta para cubrir a la mujer mientras llegaban los servicios médicos.
Capella Ibarra dijo que los agentes trasladaron a Noé Jesús Castro Santilés para ponerlo a disposición del juez calificador del municipio de Othón P. Blanco, José Luis Cen, por alteración del orden y estado de ebriedad. El sujeto permaneció detenido hasta las 19:22 horas.
La SESP es respetuosa de los derechos humanos y, en el ámbito de sus atribuciones, busca en todo momento la profesionalización de los elementos policiales, encaminada al respeto a los derechos humanos con perspectiva de género y particularmente a que conozcan necesidades y demandas concretas y ofrezcan respuestas oportunas, eficaces y de calidad sin estereotipos sexistas, indicó.
Estamos reconstruyendo de manera acelerada nuestras instituciones policiales, tanto municipales como la estatal, por las necesidades tan importantes que tiene la sociedad quintanarroense. Un porcentaje de elementos municipales y estatales reclutados en años anteriores no tiene los perfiles adecuados de compromiso, profesionalismo, honestidad, responsabilidad y lealtad a la institución y a nuestras normas jurídicas, reconoció.

Quien no entienda dentro de este esquema que la sociedad quintanarroense está urgida de policías profesionales y capaces no tiene cabida en esta institución y de una u otra forma dejará de formar parte de ella, expresó.

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: