You are here
OPINIÓN PORTADA 

Omar Sánchez Cutis y su suegro Quirino Delgado Juárez utilizan empresa fachada para evadir al fisco y saquear tierras

La empresa Selva Madre SA de CV fue constituida para ofrecer servicios turísticos pero factura venta y renta de maquinaria pesada, así como al comercio de materiales pétreos

#Arponazos

Por Alejandro Vargas

La relación que sostiene el síndico municipal de Solidaridad, Omar Sánchez Cutis, con la regidora Barbara Aylin Delgado Uc, va más allá del sentimentalismo. Ambos están relacionados en una serie de actividades comerciales y financieras irregulares que desembocan en la empresa Selva Madre SA de CV, propiedad de Quirino Delgado Juárez, padre de Aylin y suegro de Omar.

Aquí los documentos muestras suficientes inconsistencias en las que la pareja de advenedizos de la política va más allá del repudiable y vulgar acto de nepotismo, pues cohabitan en una empresa familiar engañosa y fantasmal.

Selva Madre SA de CV fue constituida para ofrecer servicios turísticos pero que en los hechos ofrecen venta y renta de maquinaria de construcción así como a la comercialización de materiales pétreos.

En esta primera contradicción se encuentra uno de los primeros engaños y por lo tanto un acto fraudulento de omisión equiparable a la evasión fiscal. Aquí las pruebas: En el acta constitutiva con folio mercantil electrónico número 4008 del Registro Público de la Propiedad y el Comercio con fecha del 28 marzo de 2006, la empresa Selva Madre SA de CV fue constituida con un capital de 50 mil pesos.

En ella, el suegro de Omar, Quirino Delgado Juárez figura como socio mayoritario de la empresa Selva Madre Sociedad Anónima (SA) de Capital Variable (CV), junto con Juan Bautista Dzib Chan y Enrique García Villagómez, razón social que en principio fue creada esencialmente para ofrecer servicios turísticos pero que en realidad se dedica al arrendamiento de maquinaria pesada para la construcción y, como ellos mismos se promocionan, a la venta de materiales pétreos, incluso se dice dueña del banco de materiales rancho “El Pitayo”, ubicado al norponiente de Playa del Carmen.

Y aunque la constitución de la empresa tiene domicilio en la Calle Diez Manzana 70, lote 22, de la colonia Guadalupe Víctoria, desde que inició sus actividades han facturado con un diferente domicilio fiscal ubicado en la Calle 68 Norte, número 17, entre 15 Avenida y 20 Avenida, la populosa colonia Luis Donaldo Colosio, municipio de Solidaridad.

Según el acta constitutiva, el objeto social es producir bienes y servicios en común mediante la prestación de servicios de interés turístico constituidas en: servicios recreativos y deportivos como; buceo autónomo, buceo libre, todo tipo de pesca deportiva, recorridos en embarcaciones no motorizadas como kayacs pedalones, tablas de vela, veleros sin motor, tablas de oleaje en todos sus tipos y dimensiones, colchones de playa con o sin aditamento transparente para la observación de la vida submarina, sky bordin, y en si cualquier aditamento no motorizado que se use como recreación o deporte.

Además, ofrece servicios recreativos y deportivos con embarcaciones motorizadas con motores dentro y fuera de borda con o sin aditamentos en arrastre como paseos en lancha con fondo de cristal, tour de observación de aves, tour de snorquel o buceo, recorrido en la registro público de jungla, motos acuáticas, arrastre de artefactos inflables como bananas y/o tubos, esquí acuático, parasailing así como cualquier otro objeto con el cual una o más personas sean arrastradas o transportadas con fines de recreación mediante embarcación motorizada.

Y la prestación de servicios turísticos terrestres como paseos y/o renta de bicicletas, motocicletas, cuatrimotos vehículos acondicionados para servicios específicos como todo terreno, buggys, safaris, tabulares. En fin todo lo relacionado al objeto social que son los servicios turísticos.

En ninguna parte del objeto social hace referencia específicamente a las actividades de “maquinaria de construcción” y mucho menos a la exploración de materiales pétreos.

Una carta de recomendación expedida en favor de Omar Hazael Sánchez Cutis, la empresa Selva Madre SA de CV en cuyo membrete se agrega “Banco El Pitayo”, se reconoce que el suscrito hoy síndico municipal de Solidaridad trabajó allí cerca de 7 años, es decir desde el 04 de octubre de 2010 al 30 de septiembre de 2017.

La misiva fue presentada ante el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) como parte de los requisitos que se exigen para demostrar la residencia de algún aspirante a cargo de elección popular, misma que a la fecha sigue sin comprobarse en su totalidad. Sin embargo, este documento firmado por Cuauhtémoc Vergara Román cuyo cargo es de contador general de Selva Madre SA de CV señala que durante todo ese tiempo Sánchez Cutis fue el gerente de Recursos Humanos.

El hecho es que desde entonces Quirino Delgado Juárez y su yerno Omar Sánchez Cutis han utilizado a la empresa Selva Madre SA para blanquear recursos electores, fingir transacciones con empresarios procedentes de Monterrey, Nuevo León, y buscar apoderarse de predios en la zona norponiente de Playa del Carmen, pues aunque por ahora no tiene la posesión del rancho El Pitayo porque está en manos de otra empresa dedicada a la extracción de materiales pétreos, busca a toda costa arrebatárselo.

Es aquí donde Omar Sánchez Cutis por medio del tráfico de influencias buscan despojar a varias familias que tienen posesión de los predios Los Pericos, El Pitayo.

En fin, tanto la empresa como los personajes que la representan están sumergidos en lña opacidad, el engaño y peor aún en el fraude, en donde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) así como su brazo ejecutor el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ni se inmuta o ni voltea.

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: