You are here
OPINIÓN PORTADA 

El Malpensante/ Inequidad y desigualdad del Estado

Por Carlos Alberto Rosales

@Carlos85458323

¿Una sociedad puede seguir considerándose democrática si no se empeña en corregir las desigualdades? Este es el gran interrogante de México con un 54 por cierto de la población por debajo de la clase media baja y grupos en aumento de población vulnerable. Quintana Roo no está exenta de esta problemática.

El sociólogo francés François Dubet, autor del libro: Repensar la justicia social, nos confronta con el retroceso de la justicia social en las políticas públicas y el quiebre de la solidaridad que hiciera posible el  Estado de Bienestar.

Con índices como los de Quintana Roo en materia de inseguridad y precariedad social que demuestran que la pobreza no cede y que la desigualdad crece,nos encontramos ante la pregunta de sí: ¿socialmente nos podemos seguir considerando una entidad democrática si el gobierno no pone énfasis en corregir sus desigualdades sociales?

Y en este contexto debemos tener comprensión y discernimiento de porqué en Quintana Roo estamos atravesando desde septiembre de 2016 por fenómenos que antes no tenían  la magnitud y repercusión que actualmente, si tienen: gran inseguridad y, aumento de la indigencia.

Cuando las políticas públicas  como decisión emanada del poder Ejecutivo son promovidas y ejecutada erróneamente por funcionarios y organismos del estado, se generan fenómenos como los antes descriptos. Y, cuando la toma de decisiones no  asume modelos como el de Racionalidad sinóptica o limitada y, se llega a lo que se denomina. Modelo del Bote de Basura que es cuando en la medida en que el proceso de adoptar una política pública se convierte en un tema de inmensa complejidad, este modelo pauta que las decisiones en su carácter indispensable, deben  adoptarse rápidamente; lo que conduce a que, ante la necesidad de aquietar los reclamos ciudadanos y los ánimos  se implementen medidas que distan de ser consideradas políticas públicas por los expertos agravando la magnitud del problema – inseguridad por ejemplo-. Cuando la solución luego de un tiempo no mejora y recrudece, se convierte en “socialmente problematizada”, con altos grados de presión y, el gobierno de turno pierde liderazgo.

Esto es particularmente grave cuando administraciones como la actual  empieza a exhibir ciertos síntomas de desgaste y plantean mástemprano que tarde una crisis de representación ante la desconfianza y apatía de los ciudadanos respecto del gobierno, sus dirigentes y los partidos políticos pero principalmente sobre el funcionamiento de una democracia representativa,

Cuando los gobiernos no  solucionan las desigualdades sociales, educativas, en materia de inseguridad por ineficiencia o corrupción se desgasta la confianza de la ciudadanía provocando tensiones permanentes en la sociedad. Si a esto sumamos el incumplimiento de las promesas electorales aumenta el descrédito del gobernante.

El referente

Sin lugar a dudas, el referente  por excelencia de la política quintanarroense es y, lo seguirá siendo, el ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell de quien no abundaremos sobre su larga trayectoria en pro  de su terruño natal y del partido que abanderó siendo muy joven: el PRI.

Durante su destacada trayectoria Pedro Joaquín ha demostrado honorabilidad y vocación de servicio hacia el país, Quintana Roo y, su terruño natal: Cozumel.

 

A pocas semanas de dejar su cargo de secretario de Energía  del actual sexenio, es quizás el único funcionario del gabinete del presidente Enrique Peña Nieto que se retirará con logros palpables en el área a su cargo como lo expresara en la 16ª Cumbre de Negocios, Edición México donde en su presentación expresó que México es el sexto país más atractivo  y que está entre los 10 de mayor inversión en lo que se refiere a energías renovables. Expresó además que: “la Reforma Energética creó un mercado eléctrico en donde los grandes consumidores compran y venden electricidad o bien a la CFE”

 

Sin dudas, una gestión de alta performance en un sexenio en el que descollaron muy pocos funcionarios y, en el que se dieron rotaciones traumáticas en el entorno peñistas.

 

Pedro Joaquín Coldwell supo mantener el rumbo logrando en las subastas de energías limpias inversiones por casi 10 mil millones de dólares con los que se construirán poco más de medio centenar de centrales eléctricas de última tecnología utilizando la energía solar y eólica.

 

El prominente político quintanarroense se retirará así de la función pública con la satisfacción del deber cumplido, con el reconocimiento de la ciudadanía y, la satisfacción de haber servido a su país.

 

Un político con convicciones 

En los últimos días, reapareció en el ámbito de la política local el diputado Federal,  mandato cumplido, José Luis Toledo Medina. Lo hizo a pedido del liderazgo de la CROC en la Feria del Empleo en la ciudad de Cancún donde departió con el líder nacional de la organización obrera, diputado Federal Isaías González y  con Mario Machuca, el referente local  de la mencionada confederación gremial.

Con un aspecto cambiado, de incipiente barba, Toledo Medina, uno de los referentes de la nueva generación política en Quintana Roo, quien fuera “despojado”, mediante artilugios legales de la posibilidad de competir como candidato a presidente municipal de Benito Juárez por la coalición PRD / PAN en la última elección, manifestó su decisión de competir en el proceso electoral del año próximo para buscar un escaño como diputado local.

En una charla con José Luis Toledo nos externó que es positivo en política que “haya diferentes pensamientos que se asocien en el mismo sentido para construir diálogos y promover el encuentro de una visión en pro del desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida de la ciudadanía”.

El ex legislador federal, tiene la experiencia  necesaria para competir por un cargo de elección popular y, aportar desde un curul toda su capacidad de creatividad y trabajo en pro del bienestar de losquintanarroenses.

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: